¿Cómo elegir una carrera universitaria?

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
  Al culminar la escolaridad básica, se presenta una de las mayores disyuntivas en la juventud: cómo elegir una carrera universitaria, de qué voy a vivir, cuál es mi perfil profesional. Recibirás consejos, te harán evaluaciones, tus amigos y familiares te preguntarán y tal vez, tú aún tendrás dudas al respecto.   Pues bien, elegir una carrera universitaria es un proceso que no puedes dejar al azar. Así que estos son algunos aspectos que tienes que evaluar para tomar esta decisión.

Involucrarte y mantenerte activo

Aunque estés muy joven, la elección de una carrera universitaria te atañe a ti más que a cualquier otra persona. Así que es recomendable mantener el optimismo e involucrarte en el proceso.  
  • Mantente activo en el proceso, no permitas que pase el tiempo sin trazarte metas cortas, como participar en exámenes y procesos de postulación para diferentes carreras.
 
  • Indaga acerca de las carreras que te llaman la atención. Visita los campus universitarios, las facultades, investiga cuáles son las materias que en ellas se imparten, conversa con egresados o estudiantes de esa carrera, así tendrás una visión más clara de lo que pueden ser tus próximos días estudiantiles.
  Con estas acciones no verás la elección de una carrera universitaria como algo lejano o abstracto, sino como una realidad en la que ya estás encaminado.

Evalúa tus potencialidades

Es frecuente ver familias con una tendencia en cuanto a su rama de profesionalización: profesores, doctores, arquitectos, etc. Pero no permitas que este sea un hecho que marque tu decisión. Mucho menos permitas que sean otros los que decidan por ti. Evalúa tus potencialidades, así podrás establecer algunos parámetros para definir cuál es la carrera en la que te desenvolverías mejor.
  • No permitas compararte ni pensar en que ya otros amigos decidieron cuál carrera estudiar, tampoco sientas que unos estudiarán carreras más importantes que tú, porque todas son necesarias.
 
  • Jerarquiza tus cualidades. Eres tú quien sabe de qué eres capaz, cuáles son las actividades que disfrutas y cuáles son tus intereses. Escríbelas en un papel para visualizarlas mejor.
 
  • Pregúntate si elegir una profesión impuesta por tu entorno te haría más feliz que ejercer una en la que sabes que podrás brillar.
 
  • Reflexiona también en función de verte más allá del dinero, si serías capaz, incluso, de ejercer gratuitamente esa profesión. Solo así sabrás si realmente te apasiona la carrera por la que te estás inclinando para estudiar.
  Esbozarte a ti mismo profesionalmente es una tarea de autoconocimiento que te permitirá discernir concienzudamente al menos el área del saber en el que se ubica una profesión para ti.

Evalúa tus realidades

Si bien es cierto que tienes expectativas, se hace indispensable evaluar las realidades. Puede que quieras ser filósofo, pero si en el pensum de estudio exige conocimientos de los idiomas latín, griego y alemán básico y tú no lo manejas, algo tendrás que hacer al respecto. Ante cada limitante que surja, pregúntate: ¿qué estás dispuesto a hacer para lograr ese título universitario?  
  • ¿Cuentas con los requerimientos mínimos exigidos para cursar esa carrera universitaria? Entre estos se cuentan aptitudes físicas, psicológicas y conocimientos previos, como los idiomas. Además, hay carreras que exigen tener algunos implementos, como computadoras, mesas de dibujo, etc. Si no cuentas con alguno de ellos, ¿puedes obtenerlo en el tiempo entre la postulación a la carrera y el inicio de clases?
 
  • ¿Es factible el uso de tus recursos económicos (o los de tu familia) para cubrir la inversión en esa carrera universitaria? ¿Hay concursos de becas para estudiarla y cubrir tus gastos?
 
  • También verifica horarios, qué tan lejos está la facultad de la carrera universitaria que te interesa, entre otros aspectos logísticos.
  El establecimiento de metas, así como conocer las oportunidades y limitaciones para estudiar la profesión a la que te inclinas, te dará un panorama claro de lo que eres capaz de hacer para culminar la formación académica. Este recurso es valioso para evitar la deserción de los estudios.

¿Qué hacer si todavía no has tomado una decisión?

Por último y no menos importante, si aún tienes dudas que no te permiten tomar una decisión, busca ayuda profesional. En los colegios y de forma privada, podrás conseguir asesorías puntuales con psicólogos y orientadores que saben cómo ayudarte a manejar la situación.   La formación profesional es clave para conseguir mejores oportunidades laborales en todo el planeta. Pero es, sobre todo, clave para tu realización personal y por ende, ser una persona equilibrada y feliz, capaz de sostenerse económicamente. Elegir una carrera universitaria no tiene que volverse una tarea imposible, es un trabajo que comienza por el auto conocimiento y decirse a sí mismo: “sí, acepto este reto”.

Enterate de Nuevos cursos

Recibe los últimos cursos listados.

Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones

Más Artículos

Artículos

¡Ahora es el momento de emprender!  

¡Ahora es el momento de emprender!   A diario se nos presentan oportunidades que nos pueden ayudar a mejorar nuestra economía a corto o largo plazo, pero nuestra

Podemos ayudarte en la búsqueda de tu curso

Nos ponemos en contacto?

Sé el primero en recibir nuestro contenido!